ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Huffington Post en español: Amarillismo, Tamimi y sesgo contra Israel
por Marcelo Wio
2 de Octubre de 2018

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
El Huffington Post en su edición en español está empeñado, ya no sólo en demostrar su sesgo a la hora de cubrir los sucesos relacionados con Israel y el conflicto árabe-israelí, sino en dejar claro que no es un periódico serio, que es un ejemplo amarillismo.
El 29 de septiembre de 2018 publicaba un brevísimo artículo cuyo titular ridiculizaba la decisión del Embajador de Israel en España luego de que el club de fútbol Real Madrid recibiera oficialmente a Ahed Tamimi. Lo hacía degradándolo a la condición de infante caprichoso o irritado:
 

 
El artículo lo rebajaba todo: al Embajador, a un papel de pataleta; a Tamimi, a inocente niña encarcelada por “abofetear a un soldado”; a la realidad, a “relato” palestino; y a la utilización de menores en conflictos, a “símbolo de resistencia”. Lo primero, desde el titular mismo, lo siguiente, desde el destacado y el primer párrafo:

“El Real Madrid recibió este viernes en el estadio Santiago Bernabéu a Ahed Tamimi, la joven palestina encarcelada por abofetear a un soldado israelí y que se ha convertido en todo un símbolo de la resistencia de Palestina a la ocupación israelí”.

1- Según informaba la cadena estadounidense CNN, el 13 de febrero de 2018, la joven fue también juzgada por incitación.

Y es que en el vídeo que casi todos los medios recogieron, al ataque contra el soldado israelí seguía una parte que todos callaron y siguen callando: la pregunta de su madre (que grabó dicho incidente) acerca de qué les diría a quienes luego habrían de ver esas imágenes, y la contundente respuesta de Ahed:

Nuestra fuerza está en nuestras piedras, y espero que el mundo se una para liberar Palestina, porque [Donald] Trump hizo esta declaración y [los estadounidenses] tienen que asumir la responsabilidad de cualquier respuesta de nuestra parte. Ya sea apuñalamientos u operaciones de martirio [i.e. atentados suicidas] o arrojando piedras, todos deben hacer su parte, y debemos unirnos para que nuestro mensaje se escuche: que queremos liberar Palestina”.

En este sentido, y como señalamos en su oportunidad, (13 de febrero de 2018) el vídeo, como una totalidad, no era meramente el de una “niña” o joven atacando a un soldado, sino, antes bien, una operación propagandística cuyo fin era, por un lado, retratar negativamente a Israel ante una audiencia internacional; y por otro, y acaso principalmente, difundir un mensaje de odio y violencia muy claro: si una “niña” se enfrenta a los soldados israelíes, tú, que eres varón, qué esperas a apuñalar, a realizar operaciones de martirio.

El vídeo, tal como se señalaba en el mencionado artículo, debe comprenderse en el contexto de las actividades del llamado “clan” Tamimi que, como describió la directora de ReVista de Medio Oriente, es famoso por organizar confrontaciones con los soldados israelíes para que la prensa internacional se haga eco de las mismas:

“Con este propósito, el jefe del clan, el padre de [Ahed], explicó en un documental que ‘la comunidad de Nabi Saleh pensó desde un principio que la participación de niños en las actividades del movimiento nacional es crucial'”.

2- El medio hace suya la expresión “resistencia palestina a la ocupación”, un eufemismo de terrorismo propio del liderazgo palestino, y que además oculta el verdadero carácter de las acciones englobadas bajo ese paraguas protector, y que la constitución de Fatah expone claramente (artículo 12): “completa liberación de Palestina, y a la erradicación de la existencia económica, política, militar y cultural sionista”.

3 – Decía el Huffington Post que Ahed Tamimi es un “símbolo de la resistencia”. Antes bien, es un el caso más mediático de utilización de menores en conflictos. Y, probablemente, esta promoción a “símbolo” se deba en gran parte a los medios occidentales – si es que no, totalmente a ellos - , y a las organizaciones “pro-palestinas” occidentales que han arropado a la joven y a su familia.

En medio de todo esto, el medio inadvertidamente ofrecía un acabado ejemplo de periodismo y activismo, al publicar un tuit de Mikel Ayestaran, donde éste decía: “Golazo de #AhedTamimi a la ocupación…”.

Como fuere, para el Huffington Post en español, lo mismo da un diplomático que una joven utilizada para incitar al odio y la violencia.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009