ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
El Mundo/ABC: Arme su propia noticia y apunte a Israel
por Marcelo Wio
25 de Enero de 2018

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
A raíz del caso de Amena Khan, una modelo inglesa que recientemente apareció en una campaña de la cosmética L'Oreal, y que debido a unos virulentos comentarios anti-israelíes en Twitter (escritos en 2014, durante la operación Margen Protector), y la posterior crítica recibida, renunció de la mencionada campaña, varios medios publicaron artículos al respecto.
 
 
Los tuits de Amena Khan (Daily Mail, 22/01/2018)
 
 
Veamos el ejemplo de dos medios que parecían compartir un objetivo muy particular (que nada tenía que ver con lo informativo); aunque lo perseguían de distinta manera.

El diario El Mundo publicó una crónica en la que sostenía que:

“Según informa 'Al Jazeera', varios medios sionistas han rescatado del baúl de los tuits los que hizo Amena en el verano de 2014 sobre la intervención militar de Israel en Gaza”.

“Medios sionistas…”. ¿Cuáles serán esos “medios sionistas”?

¿No será, acaso, la retórica utilizada por Irán y Catar?

En fin. Prosigamos.

El diario continuaba diciendo que:

“Entre sus comentarios trataba a Israel como ‘Estado ilegal' y ‘asesino de niños'”.

Estos tuits no son “sobre la intervención militar israelí”: uno es una negación del derecho de Israel a existir, y el otro es un libelo.

En tanto, acto seguido, el medio añadía lo siguiente (¿explicación?, ¿justificación?):

“En la intervención militar de julio de 2014 murieron más de 2.000 palestinos entre ellos 400 menores, según reconoció el mismo ejército israelí”.

Esta formulación es incorrecta y manipuladora por al menos tres motivos.

· Primero, porque pretende justificar o exonerar la andanada de ofensas de la modelo.

· Segundo, porque mezcla terroristas con civiles.

· En tercer lugar, porque no brinda una explicación de qué es lo que realmente “reconoció” el Ejército israelí.

El también español ABC iba aún más allá en su labor de exoneración, y se ponía directamente los guantes de “activista”, pareciendo siguir casi palabra por palabra un guion propio de Hamas:

“… tuits de 2014 en los que la modelo criticaba duramente la guerra de Israel en Gaza, en la que más de 2.250 palestinos fueron masacrados, la gran mayoría de ellos civiles. En los mensajes publicados en la red social, la modelo lamentaba el asesinato de palestinos y la ocupación ilegal de tierras palestinas, y elogiaba a algunos líderes mundiales que se habían pronunciado en contra de Israel al emprender una guerra brutal”.

Es como mínimo destacable el empleo de los términos “masacrados” o “guerra brutal”, “asesinato de palestinos” sin entrecomillado, de modo que el ABC hace suyas esas acusaciones. Por no entrar en la fórmula partidista de “tierras palestinas”...

En cualquier caso, y más allá de cómo se inició el conflicto (los cientos de cohetes lanzados por Hamas indiscriminadamente contra Israel), es interesante ver qué tenía para decir sobre el mismo, más específicamente sobre las bajas, y la situación de combate, el propio Estado de Israel.

En junio de 2015, Ynet publicó un artículo artículo sobre las cifras oficiales de bajas dadas a conocer en un informe del Ministerio de Exteriores de Israel que, aclaraba el medio, representaba la posición diplomática, legal y militar de Israel en relación a la operación Margen Protector.

Según comentaba el medio, dicho informe aseguraba que al menos 44 por ciento de las bajas palestinas durante dicha operación, fueron identificadas por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) como pertenecientes a Hamas y otras organizaciones terroristas que operan en la Franja.

Por otra parte, el informe señalaba que las FDI “clasificaron 761 bajas (36% del total) del conflicto en Gaza en 2014 como civiles no involucrados [en el conflicto], ya sea porque no había indicación de su participación en las hostilidades o porque se asumió que no estaban involucradas debido a su edad y su género. Este número, lamentablemente incluye 369 niños menores de 15 años (16 por ciento de las fatalidades), 284 mujeres (13 por ciento), y 108 hombres (5 por ciento)”.

A esto, como compendiaba el medio israelí, el informe añadía testimonios y documentos incautados a Hamas que probaban, según Israel, que la estrategia de Hamas consistía en alentar a sus operativos a desplazarse hacia áreas civiles, sabiendo que ello limitaría la capacidad de Israel de actuar y convertiría a la población en un escudo humano. Algo que no es, ni mucho menos, una práctica novedosa para Hamas.

En este sentido, el informe recordaba:

“Animar a los civiles a utilizar sus cuerpos como escudos contra los ataques de las FDI no fue, en modo alguno, exclusivo del conflicto de Gaza de 2014, y ha sido durante años un mantra recurrente en la retórica oficial de Hamas. Por ejemplo, en 2008, antes de la operación en Gaza de 2008-2009, el portavoz de Hamas, Fathi Hammad, apareció en la televisión de Hamas y elogió descaradamente la formación de ‘escudos humanos de mujeres, niños y ancianos, y los mujahideen, con el fin de desafiar a la maquinaria de bombardeo sionista”.

Oh, “maquinaria sionista”, “medios sionistas”…

En tanto, el medio israelí continuaba apuntado que el informe también enumeraba las localizaciones de los centros de mando “militar” de Hamas operando desde infraestructuras civiles; mezquitas utilizadas como puestos de tiro para francotiradores, escuelas utilizadas para almacenar armas y cohetes; explosivos colocados en estructuras civiles y túneles excavados desde estructuras civiles y áreas residenciales. Además, indicaba, el informe incluía ejemplos de instancias en las que Hamas forzó a civiles a ir a las zonas de combate y permanecer allí

Así que el Ejército israelí no “reconoce” lo que sucintamente se pretende en el texto de El Mundo.

Demás está decir que los números del ABC provienen principalmente del Ministerio de Salud de Gaza; es decir, de Hamas.

En ambos textos la tónica parecía ser la misma: la de crear en el lector la sensación, o la sospecha, de que aquellos “medios sionistas” estaban llevando a cabo una caza de brujas. En el caso del ABC esto se hacía sin tapujos y, en realidad, no era ninguna sugerencia. En cambio, en El Mundo, se lleva a cabo más sutilmente. Aunque para ello precisa de una falacia: así, el diario afirmaba que la marca de “cosméticos ha rescindido el contrato con Amena al enterarse de los tuits…”.

Pero, como ya indicáramos, no fue así.

El País y el Jerusalem Post, entre otros, informaron que la modelo decidió renunciar.

Es más, en la foto del tuit donde la modelo se disculpa por sus dichos, que aparece en El Mundo, figura muy clara su decisión de retirarse de la campaña…
 

 
 
Qué sencillo se hace el periodismo cuando los hechos dejan de importar. Es decir, qué fácil se hace el periodismo cuando deja de ser periodismo y es aquello que cada redactor decida en cada momento.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009