ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Europa Press, suma y sigue
por Masha Gabriel
6 de Diciembre de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
La agencia española Europa Press es una de las principales proveedoras de información de los medios hispanos. Sin una oficina propia en Jerusalén (a diferencia de EFE), elaboran las noticias llegadas de otras agencias internacionales y se las entregan a los medios que, presuponiéndoles una profesionalidad fuera de duda, se hacen eco de ellas.

El problema es que, respecto a Oriente Medio, hace tiempo que la agencia parece haber tomado parte en el conflicto entre israelíes y palestinos. El resultado tiene mucho más que ver con la rumorología que con el periodismo.

Así, la agencia volvía a ofrecer recientemente ejemplos de su fuerte implicación ideológica, paralela a su pobre praxis periodística.

El 5 de diciembre, la noticia Irán condena el asesinato del comandante de Hezbolá y acusa a Israel de estar detrás del suceso, centraba su información en la agencia oficial iraní FARS.

El artículo dedicaba 10 párrafos y un titular a hacerse eco de las voces que acusan a Israel de estar detrás del asesinato de Hasán al Lakis, comandante de Hezbollah. En contrapartida, ofrecía 2 párrafos al desmentido israelí y 2 simples frases para explicar que “un grupo hasta ahora desconocido, la brigada Ahrar al Sunna Baalbek, ha reivindicado la autoría del ataque en un mensaje en Twitter. Su nombre sugiere que podrían tratarse de suníes.”

Teniendo en cuenta que Hezbollah se enfrenta a grupos suníes en Siria, y que ya atentaron contra ellos hace un par de semanas en Líbano, no parece muy descabellada esa reivindicación. Sin embargo, Europa Press no parecía prestarle atención a informaciones que sí han resultado vitales para otros medios que han hecho hincapié en que los “radicales se han asentado en Siria, donde han debilitado notablemente a la oposición moderada, y han golpeado a la milicia libanesa Hezbolá donde más le duele: atacando en su feudo de Beirut y matando incluso a uno de sus más destacados líderes.”

Es decir que la agencia decidía dar credibilidad a una sola versión, sin contextualizar la información.

Pero si esta información era sesgada y poco profesional, más sorprendente resultaba el titular del 28 de noviembre, Condenados seis árabe-israelíes por la muerte de un judío armado en 2005.

Especialmente sorprendente cuando se lee la información que ofrece el mismo texto:

Ninguno de los seis hombres, procedentes de la localidad de Shfaram, en el norte de Israel, ha sido condenado por provocar directamente la muerte de Eden Nathan-Zaada, un desertor del Ejército de 19 años y colono de extrema-derecha en Cisjordania. Todos ellos han sido condenados por delitos menores junto con un séptimo imputado, que ha recibido una pena de cárcel suspendida.”

¿Entonces? Si no los condenaron por esa muerte, ¿por qué afirma lo contrario el titular?

Es decir que el problema de Europa Press respecto a Oriente Medio trasciende el hecho de estar ideológicamente implicada, de hacerse eco de declaraciones de grupos terroristas sin explicarlos y de no contextualizar, sino que además es simplemente mal periodismo.
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009